miércoles, 21 de mayo de 2014

Quedaos en la trinchera y luego corred

Por si no os habíais dado cuenta este año se conmemora el inicio de la I Guerra Mundial. Las guerras no son elementos que debamos festejar, pero el recordarlas puede que nos evite iniciarlas... aunque ya se sabe que el hombre es el único ser que tropieza...John Boyne es uno de esos autores que está pendiente del calendario y así no ha desaprovechado la oportunidad para acercarnos una historia de amor, de violencia, de reflexión y de responsabilidad. Quedaos en la trinchera y luego corred no es El niño del pijama a rayas en su delicadeza pero sí en su generosidad.
El 28 de julio de 1914, Alfie celebra la fiesta de su quinto cumpleaños que coincide con el estallido de la primera guerra mundial. El padre de Alfie, Georgie, decide alistarse inmediatamente porque cree que es su obligación de ciudadano y, además, está convencido de que todo acabará antes de que lleguen las Navidades. Después de cuatro años y enfrentado a un panorama desolador, Alfie descubre que el padre al que ya daba por muerto no regresa porque está internado en un hospital militar, así que decide coger un tren e ir a buscarlo para traerlo de vuelta.



No hay comentarios :