lunes, 23 de marzo de 2015

Tal día como hoy... La biblioteca y las matemáticas



¿Por qué hoy en la pantalla de búsqueda de google aparece esta imagen?


Porque tal día como hoy se cumplen 133 años del nacimiento de la matemática judía Emmy Noether, que consiguió dar clase cuando las mujeres ni siquiera podían matricularse en la universidad.
Todos sabéis que este año el lema de las Bibliotecas Escolares es Leer Matemáticas por ello os recordamos la figura de Emmy Noether en este mes en el que celebramos el día de la mujer trabajadora, aunque es triste que sólo pensemos en ello un día. Fijáos en su ficha biográfica, no tiene desperdicio pensando la época en la que le tocó vivir:
La matemática odiada por Hitler y admirada por Einstein
Si hay un nombre femenino que recordar en la historia de las matemáticas es el de Emmy Noether. Por lo menos para alguien que sabía del tema como Albert Einstein, quien la definió como la «genio creativa de las matemáticas más significativa desde que comenzó la educación superior para las mujeres».
De origen judío, Noether nació en la Baviera alemana hace este lunes 133 años –de ahí que Google lo celebre con un «doodle»– en una familia de matemáticos. Hasta tres generaciones se habían dedicado a los números y ella no quiso ser menos. Aprendió acudiendo a las clases que impartía su padre en la universidad, ya que era una época en la que no se admitían mujeres en las aulas. Iba de simple oyente.
Dada su persistencia, Emmy Noether consiguió que la dejasen matricularse en Erlangen, la universidad de su ciudad natal, donde se doctoró con un célebre trabajo sobre los invariantes. Tal fue su éxito, que el profesor David Hilbert la invitó a impartir una serie de conferencias en Gotinga, aunque no consiguió llevarlas a cabo por la oposición de parte del profesorado. Solo le permitieron acceder a un puesto no oficial de profesora asociada.
Consiguió revolucionar el campo de las matemáticas con teorías sobre anillos, cuerpos y álgebras. También el de la física, con e lteorema que lleva su nombre y que relaciona dos ideas básicas: la invariancia de la forma que una ley física toma con respecto a cualquier tranformación y la ley de conservación de una magnitud física. Un teorema que se suele formular como «a cada simetría le corresponde una ley de conservación, y viceversa».
Todo un ejemplo de persistencia y sabiduría.

Vía ABC Ciencia

No hay comentarios :