jueves, 10 de enero de 2008

e-books


Parece que el equilibrio entre los amantes de la lectura y los amantes de la naturaleza está asegurado: la tala forestal para la empresa bibliográfica tiene una fecha de caducidad.
Cada vez más empresas de nuevas tecnologías se centran en el desarrollo del libro electrónico, incluso las españolas.Estos nuevos gadgets incluyen la posibilidad de escuchar música, tienen una memoria ampliable, pesan poco y en un futuro no muy lejano un precio asequible.
Mientras tanto seguiremos disfrutando del sonido y olor de las hojas de los libros mientras leemos.

1 comentario :

Rodrigo dijo...

Siempre que se habla del libro electrónico se compara con el de papel. ¿Y no puede ocurrir que ocurra algo parecido al teatro y el cine? El libro electrónico en un principio puede ser una copia de un libro de papel, pero tiene muchas más posibilidades, se puede jugar con la tipografía, la música y la imagen. Puede ser el inicio de un nuevo arte, o a lo mejor no. Todo va tan rápido que es difícil saber lo que va a ocurrir.
Pero estaremos atentos.